Pastel de pescado

 

10f344e173e32fe76e2e1a86df16cb17

Esta llegando el buen tiempo. Los días se alargan y las temperaturas durante el dia son mas amable. No se a ustedes, pero a mi me apetece salir más y cualquier excusa es buena para pasarla al aire libre. Como ya saben no soy muy religioso, por lo cual la cuaresma la llevó más por tradición familiar que por motivos de culto. Un picnic no tiene por que ser solo bocadillos, tortilla de papas o productos industriales. Particularmente creo que se pueden hacer cosas muy ricas y divertidas para eventos así con la familia o amigos.

Esta receta es sumamente versátil ya que la podemos consumir tanto fría como caliente, en una mesa con mantel o simplemente en un merendero.

Mi propuesta es la siguiente.

Receta:

Pastel de Pescado

Ingredientes:

2 piezas de masa de hojaldre u hojaldrada

1 ramillete pequeño de eneldo

2 claras de huevo

2 filet de brótola o lenguado

2 filet de salmón

5/6 cucharadas de nata para montar

1 yema

sal y pimienta recién molida a gusto

Elaboración:

Extender la masa y enharinar un poco para que no se pegue. Con ella forramos un molde, preferentemente rectangular.

En una batidora trituramos el eneldo con un poquito de agua, muy poca lo justo para poder triturarlo bien. Batimos a mano una de las claras de huevo con una pizca de sal e incorporamos al eneldo triturado. Mezclamos muy bien y vertemos directamente sobre la masa. Encima colocamos uno de los filet de salmón.

Por separado vamos a preparar una mousse de lenguado o brótola. Lo preparamos de la siguiente forma: Ponemos el filet en la batidora y lo trituramos bien. Pasamos el pescado a un bol salpimentamos a gusto y añadimos la otra clara de huevo y la nata de montar. Batimos bien con la ayuda de un tenedor hasta que tome un poco de consistencia. Una vez que tenemos lista la mousse, cubrimos con ella el salmón que ya teníamos dispuesto en el molde. Sobre esta ultima colocamos el filet restante de salmón. Humedecemos los bordes de la masa y cerramos el pastel con la masa restante. Recortamos los sobrantes de masa y pintamos con la yema batida. No debemos olvidarnos de hacer unos cortecitos en la masa para dejar escapar el vapor y que no se rompa la masa.

Precalentamos el horno a 200º. Cocinamos a esa temperatura hasta que esté  más o menos dorada. Cuando la tengamos así, bajamos el horno a 170º y continuamos la cocción por otros 15 minutos aproximadamente.

Al momento de servir cortamos el pastel por el centro para que se luzcan los colores.

Con una buena copa de Riesling o Albariño bien frío marida muy bien.

Que la disfruten.

60300913b09a5bac46f751432a67fd04

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s