Merluccius alla Romana

20180129_134531[1]

La merluza, o merluccius (lucio de mar, en latín). Tal como la llamaban los antiguos romanos por su gran parecido al lucio de agua dulce.

Es una variedad ictícola que engloba varias especies y familias. Esta emparentada con íntimamente con el Bacalao.

Su distribución geográfica es inmensa. Abarcando desde el Pacifico Sur y las aguas australes del Mar Argentino pasando por las costas mediterráneas y llegando hasta el Océano Indico. También hay algunas variedades de menor trascendencia en el Pacifico Norte. La importancia económica de este recurso marino es muy alta en aquellos países donde se encuentra.

En España y el norte de África se explota la variedad europea de la merluza (Merluccius Merluccius). Aunque en las pescaderías españolas es más fácil reconocerla por su nombre popular. Pescailla o Pijota. Según algunos autores, este sea quizás el pescado más consumido por los españoles.

Llegando su consumo anual a los 8 kg per cápita. Si bien puede llegar hasta los 10 kg de peso es raro ver especímenes de este porte. Lo más frecuente es encontrar animales que apenas superan los 2 kg.

La merluza de mayor porte es sin duda la Merluza Negra o Bacalao Austral (Dissostichus Eleginoides). Pudiendo llegar a los 200 kg de peso y tallas tan imponentes como los 2,5 mt. Y su captura se realiza casi en exclusiva con caña a mas de 200 mt de profundidad.

Las variedades más explotadas y consumidas son la Argentina (Merluccius Hubbsi) y la Austral (Merluccius Australis). Estas son de mayor porte que la variedad europea y se comercializan fundamentalmente en forma de filet.

En la Argentina y Uruguay es el pescado más consumido. Fundamentalmente preparado a la romana con puré de papas o ensalada de guarnición.

Su escaso valor calórico (65 kcal cada 100 g a la plancha o al horno y unas 120 kcal para la merluza a la romana) la hacen ideal para dietas bajas en calorías.

Receta:

Merluza a la Romana

Ingredientes:

1 kg de filet de merluza (sin espinas)

2 huevos grandes

400 g de harina aproximadamente (podemos utilizar la especial para frituras o harina común)

Sal y pimienta a gusto

Aceite, cantidad necesaria

Verduras de hoja para la ensalada (Berros, Canónigos, Radicheta, Surtido de lechugas)

Elaboración:

Revisamos que los filet no tengan espinas. Si las tienen con la ayuda de unas pinzas las retiramos.

Batimos los huevos con una pizca de sal para facilitar que la clara de integre.

Con un papel de cocina secamos el excedente de liquido en los filet. salpimentados a gusto.

Disponemos dos bol, uno con los huevos ya batidos y otro con harina.

Enharinamos abundantemente cada filet, con la precaución de que este bien cubierto por todas sus partes. Antes de pasarlo por el huevo batido, sacudimos un poco para eliminar el exceso de harina. Pasamos por el huevo batido cubriendo toda su superficie. Inmediatamente freimos en abundante aceite bien caliente. Al retirar dejamos escurrir sobre papel absorbente.

Servimos en una fuente con abundantes rodajas de limón.

Si queremos darle un toque algo distinto a la merluza podemos sazonar la harina con un poco de perejil picado, ajo en polvo y una pizca de paprika. Pero esto ya es opcional.

Guarnición.

Seleccionamos las verduras de hoja que vamos a utilizar en la ensalada. Lavamos y dejamos escurrir para eliminar el exceso de agua. Aliñamos con Aceite de oliva virgen extra, sal y unas gotas de aceto balsámico.

También podemos utilizar como guarnición puré de papas o verduras hervidas.20180129_134518[1]

 

 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s